20/2/17

EL ANARQUISMO Y LA PROPAGANDA POR EL HECHO


La llamada propaganda por el hecho o propaganda por el acto es una estrategia revolucionaria anarquista basada en el supuesto de que el impacto de una acción violenta es mucho más eficaz que la palabra para despertar las energías rebeldes del pueblo.
Este tipo de atentados violentos ha sido denominado generalmente como terrorismo anarquista. El famoso teórico anarquista Piotr Kropotkin apoyó inicialmente este tipo de práctica, diciendo que «un acto puede, en unos pocos días, hacer más propaganda que miles de panfletos». Sin embargo, él y otros pensadores comenzaron a albergar dudas sobre la eficacia de esta táctica a finales del siglo XIX. «Una estructura basada en siglos de historia no puede ser destruida con unos cuantos kilos de explosivos», publicó Kropotkin.
William McKinley inauguró su segundo mandato el 4 de marzo de 1901 con la intención de volcarlo más hacia cuestiones de política interior. El día 6 de septiembre, un anarquista llamado León Czolgosz disparó dos veces sobre su cabeza durante una recepción pública. El presidente de los Estados Unidos falleció ocho días después. 
Cuarenta y cinco días después, el asesino fue condenado a morir en el flamante invento de Edison: la Silla Eléctrica 


Otros atentados anarquistas consiguieron acabar con la vida del zar Alejandro II (1881); del presidente de Francia, Sadi Carnot (1894); del presidente de España, Cánovas del Castillo (1897); del rey de Italia, Humberto I (1900) y del presidente de España, José Canalejas (1912).
ACTIVIDAD: Deja tu opinión al respecto

6 comentarios:

  1. Soy Sergio Expósito Márquez de 4º ESO D

    Desde mi punto de vista, para empezar, nadie debería ser asesinado o atacado por sus ideales políticos y sociales.
    En segundo lugar, pero no menos importante, la violencia no lleva a ninguna parte, es mejor arreglar las cosas llegando a un acuerdo de manera pacífica.
    Aparte, el anarquismo no tiene sentido alguno ya que es imposible vivir sin normas, el mundo sería un caos total.

    ResponderEliminar
  2. En general, esta doctrina permitida por el Estado era muy perjudicial, ya que eliminaba todo el poder de libertad. Muchos terroristas anarquistas acabaron con presidentes, en vez de contradecir lo que decían, sólo por acabar con su poder. En mi opinión, fue algo muy negativo. (David Crespo de 4ºA)

    ResponderEliminar
  3. Manuel Blanch Vela 4ºB
    Opino que cualquier atentado anarquista o terrorista nunca se puede justificar porque la vida de una persona vale más que las ideas.

    ResponderEliminar
  4. pablo hernandez 4ºa22 de febrero de 2017, 18:24

    cuando realizas un acto llamativo este se esparcirá como la plorar pero en un tiempo todos lo olvidan dado que ese acto no va a cambiar (o no suele) la forma de pensar de alguien de la noche a la mañana pero si cambias su forma de pensar mediante el dialogo puede llegar a ser mas eficaz que los actos llamativos/vandalicos

    ResponderEliminar
  5. En mi opinión no está mal lo que defiende el anarquismo, aunque en realidad es una utopía. Pero el fin no justifica los medios, y cierto es que de esa forma les escuchaban más que repartiendo panfletos. Creo que al sembrar el miedo acabas quitando un opresor para convertirte tú en uno.
    Carmen Romero Serrano 4ºB

    ResponderEliminar
  6. Hola Marga, soy David Ruiz Ortiz, de 4º B.
    Aunque sea verdad que hasta que no pasa algo gordo la gente no echa cuenta, si que es verdad que hay otras maneras, como por ejemplo, organizar más protestas y huelgas, pero no es necesario llegar al asesinato.

    ResponderEliminar