17/5/17

ESPAÑA EN LA GRAN GUERRA


El rey de España Alfonso XIII tenía un difícil dilema ante la Guerra que se iniciaba en Europa. Su madre de la familia Habsburgo y de origen austriaco y su mujer, Victoria Eugenia, escocesa de nacimiento y por lo tanto del Reino Unido.

ACTIVIDAD: ¿Mantuvo España la neutralidad en todos los aspectos?

15 comentarios:

  1. Sandra Martínez 4ºESO D
    Sí, pero trajo importantes consecuencias económicas, sociales y políticas para el país, hasta tal punto que se suelen situar en los años de la guerra el inicio de la crisis del sistema de la Restauración.

    ResponderEliminar
  2. Hola Profesora:

    La reina María Crisitina dio al rey tres hijos: la infanta María de las Mercedes, la infanta María Teresa y el príncipe Alfonso XIII. Tras la muerte de Alfonso XII, la reina María Cristina, que estaba embarazada de pocos meses del que luego sería Rey de España, se erigió como regente de éste hasta su mayoría de edad. María Cristina de Habsburgo-Lorena, que gobernó apoyándose en las Cortes y en los liberales, consiguió que los progresistas llevaran a cabo su programa político: sufragio universal, ley de asociaciones… De este modo, la Reina, durante la regencia, llegó a consolidar y pacificar la Monarquía borbónica, continuando la labor que ya iniciara su marido, Alfonso XII. Por ello, y pese a la pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, la regente se ganó el respeto de todos los españoles. A la mayoría de edad de su hijo, María Cristina se apartó de la vida política y se consagró a su familia

    ResponderEliminar
  3. Soy Sergio Expósito Márquez de 4º ESO D

    Desde agosto de 1914, España fue económicamente beligerante, principalmente aliada de Francia y Reino Unido, aunque con pequeños guiños interesados al otro bando, y se transformó en un escenario más de la guerra que rompía el continente. Un escenario que se llenó de espías, de lucha submarina, con multitud de barcos atacados por torpedos alemanes, y de fortunas espectaculares gracias a convertirse en uno de los principales proveedores de materias primas de los combatientes, sobre todo de hierro vasco y carbón asturiano. Explotaciones que se nacionalizaron y de las que se expulsó el capital extranjero. Las navieras y la banca también sufrieron un empuje importante.

    Nadie respetó su neutralidad. Tampoco quería ser neutral, porque había que sacar algo de la guerra. Y eso fue cada vez más descarado a medida que se prolongaba el conflicto, que en un principio se pensó que iba a ser corto.

    ResponderEliminar
  4. Manuel Blanch Vela 4ºB
    Aunque España como Estado se declaró neutral en la Primera Guerra Mundial la opinión progresista, los intelectuales y los sectores financieros e industriales apoyaron a los aliadófilos (Francia e Inglaterra) a quienes se identificaba con el liberalismo parlamentario; mientras que los germanófilos destacaban entre los oficiales, el clero, la aristocracia y los terratenientes, y se identificaban con el orden, la disciplina y el conservadurismo asociados a la imagen de Alemania.

    ResponderEliminar
  5. Juan José Rosendo Alonso 4º B

    No, España se mantuvo al margen de la neutralidad radical. No se decantaron por ningún bando en ningún momento. Sí es cierto que la Legión Francesa Extranjera tenía soldados españoles por lo que se puede llegar a pensar que sí, que se decantaron por un bando.

    Estaban preocupados por las revueltas que empezaron a haber en España (que posteriormente llegó con el golpe de estado de Primo de Rivera) por lo que reconocieron lo que todos los países ya sabían: España estaba atrasada industrialmente y no podría con la guerra.

    ResponderEliminar
  6. Hola profesora, soy Rodrigo de 4ºC. España en la Primera Guerra Mundial se mantuvo neutral durante todo el conflicto, pero éste tuvo importantes consecuencias económicas, sociales y políticas para el país, hasta tal punto que se suelen situar en los años de la guerra el inicio de la crisis del sistema de la Restauración que en 1923 se intentaría resolver mediante la instauración de la dictadura de Primo de Rivera.

    ResponderEliminar
  7. pablo hernandez 4ºa21 de mayo de 2017, 20:59

    si españa se mantuvo neutral denido a que tras la gerra con america en 1808 estaba economicamente en mal estado

    ResponderEliminar
  8. Hola Marga, soy David Ruiz Ortiz de 4ºB:
    Aunque España se mantuvo neutral hasta el final, es cierto que en el aspecto económico siempre ayudó más económicamente a Francia, Gran Bretaña y Rusia, pero por las razones descritas arriba, difícilmente se iba a producir esta alianza.

    ResponderEliminar
  9. Salomé González Rodríguez 4ºD

    España en la Primera Guerra Mundial se mantuvo neutral durante todo el conflicto.

    CAUSAS DE LA NEUTRALIDAD ESPAÑOLA

    El gobierno conservador de Eduardo Dato decidió mantener a España neutral, porque en su opinión, compartida por la mayoría de la clase dirigente, carecía de motivos y de recursos para entrar en el conflicto. El rey Alfonso XIII también estuvo de acuerdo, aunque según confesó al embajador francés le habría gustado que España entrara en la guerra del lado aliado a cambio de “alguna satisfacción tangible”

    CONSECUENCIAS DE LA NEUTRALIDAD ESPAÑOLA

    Tuvo importantes consecuencias económicas, sociales y políticas para el país, hasta tal punto que se suelen situar en los años de la guerra el inicio de la crisis del sistema de la Restauración que en 1923 se intentaría resolver mediante la instauración de la Dictadura de Primo de Rivera. El mayor problema consistió en el hundimiento de mercantes españoles por parte de los submarinos alemanes. Se calcula que estos submarinos hundieron en toda la guerra entre 139.000 y 250.000 toneladas, el 25% de la flota mercante española. La neutralidad tuvo importantes consecuencias económicas y sociales ya que se produjo un enorme impulso del proceso de "modernización".

    ResponderEliminar
  10. España fue neutral en el aspecto de la fuerza, acababa de perder su prestigio internacional en el Desastre del 98 y a principios del siglo XX era un país atrasado técnica y mentalmente.
    Sin embargo, en los primeros años del conflicto, Alfonso XIII aplica un doble juego donde 'quiere ser amigo de todos y aliado de ninguno', por ejemplo si estaba con el embajador Alemán, despreciaba a Gran Bretraña y viceversa. Además por España pasaron numerosos espías de todos los bandos y gran parte de las comunicaciones estaban interceptadas.
    Carmen Romero Serrano 4ºB

    ResponderEliminar
  11. España se mantuvo neutral durante la Gran Guerra pero sufrió consecuencias económicas, sociales y políticas.

    ResponderEliminar
  12. Álvaro Estévez 4ºB

    España no participó en la guerra de forma directa, pero no se libró del cambio: una nueva percepción de la política donde la concepción de la democracia entraba en crisis.
    Después de la guerra, el prestigio del parlamentarismo decayó, así que optaron por la dictadura como solución.

    ResponderEliminar
  13. Jesús González Gómez25 de mayo de 2017, 18:38

    España era oficialmente neutral, pero se benefició económicamente, sobre todo vendiendo materias primas a los países en guerra, lo que dio lugar a un boom económico. Socialmente, se formaron dos corrientes: aliadófilos y germanófilos. En general, la opinión progresista, los intelectuales y los sectores financieros e industriales apoyaron a los primeros, a quienes se identificaba con el liberalismo parlamentario; mientras que los germanófilos destacaban entre los oficiales, el clero, la aristocracia y los terratenientes, y se identificaban con el orden, la disciplina y el conservadurismo asociados a la imagen de Alemania.

    ResponderEliminar
  14. Elena García Janeiro, 4º ESO A Bilingüe.
    Sí, ya que cuando el gobierno conservador de Eduardo Dato decidió mantener a España neutral, porque en su opinión, compartida por la mayoría de la clase dirigente, carecía de motivos y de recursos para entrar en el conflicto, el rey Alfonso XIII estuvo de acuerdo, aunque a él le habría gustado que España entrara en la guerra del lado aliado a cambio de alguna satisfacción, pero que se encontraba rodeado de cerebros de gallina; es decir, que Éste acusaba a los políticos de pensar como cobardes y, a su vez, estando en una posición difícil. Según la perspectiva del Rey Alfonso XIII, España podría sacar un beneficio de la neutralidad presentándose ante Europa como posible mediador como campeón de la paz y a Madrid como sede de la conferencia que iba a crear las bases de una nueva Europa de posguerra. Pero había un gran problema, y era que esto era virtualmente posible solo en una hipótesis de guerra corta y que, en consecuencia, perdía su sentido a medida que la guerra se alargaba hasta llegar a perder por completo la perspectiva de su duración.
    Esta neutralidad se delcaró el 7 de Agosto de 1914.

    ResponderEliminar
  15. Blanca Pérez 4ºC30 de mayo de 2017, 12:20

    España se mantuvo neutral durante la Primera Guerra Mundial, sin embargo, esta tuvo consecuencias políticas, sociales y económicas.

    ResponderEliminar